652605315

AMSER, SU ASESORÍA EN SANTANDER

El aumento del PIB se acelera un 0,6% por el consumo y la inversión

El aumento del PIB se acelera un 0,6% por el consumo y la inversión

El Instituto Nacional de Estadística ha confirmado que la economía española creció un 0,6% en el segundo trimestre respecto al primero gracias al tirón de la demanda interna. Respecto a 2013, el PIB ha crecido un 1,2%.

Las tasas coinciden con las publicadas en la estimación avance del PIB trimestral del pasado día 30 de julio.

La expansión del 0,6% es dos décimas superior a la marcada entre enero y marzo, lo que supone una aceleración del crecimiento y el cuarto trimestre seguido en positivo.

En concreto, la demanda nacional ha aportado un punto y dos décimas superior a la registrada en el trimestre anterior,pasando de 0,7 a 1,9 puntos (el mayor nivel desde el primer trimestre de 2008), mientras que la demanda exterior ha reducido su contribución al PIB trimestral en cinco décimas respecto al trimestre pasado (de –0,2 a –0,7 puntos). El consumo de los hogares ha crecido un 0,7%, dos décimas más que los tres trimestres anteriores, y suma cinco trimestres en positivo.

El aumento del PIB se acelera un 0,6% por el consumo y la inversión

Por su parte, el incremento interanual del 1,2% es siete décimas mayor al del primer trimestre también “como consecuencia de una mayor aportación de la demanda nacional al crecimiento agregado, contrarrestada parcialmente por una contribución negativa del sector exterior”, asegura el organismo estadístico.

En términos interanuales destaca el estirón del consumo de los hogares, del 2,4, y del gasto de las Administraciones Públicas, del 1,1%. También por el lado de la demanda, es reseñable el estirón de la inversión, del 1,2%. La de bienes de equipo (que es un indicador de confianza y actividad futura), ha crecido un 8,6%, levemente por debajo de los dos trimestres anteriores. En cuanto a la construcción, su inversión ha frenado la caída hasta el 3,4% y se podría atisbar el final de su ajuste, ya que es la menor contracción desde 2008.Peor cara del sector exteriorEn el lado negativo está el sector exterior, que hasta ahora había sido la gran esperanza para la recuperación. Así, ha restado crecimiento al PIB (0,7 puntos). Concretamente, las exportaciones de bienes y servicios han disminuido en cinco puntos y siete décimas su crecimiento, pasando del 7,4% al 1,7%. En el caso de los bienes, se observa una desaceleración de siete puntos (del 7,2% al 0,2%).Empleo: 127.000 puestos másPor el contrario, el mercado laboral muestra ciertos síntomas de mejoría. Así, el empleo, en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, ha marcado un aumento intertrimestral del 0,6%, cinco décimas superior al experimentado en el trimestre anterior.

En términos interanuales, el empleo presenta una tasa de crecimiento del 0,8%, un punto y dos décimas superior a la tasa registrada en el primer trimestre (–0,4%). Esta evolución supone un incremento neto de aproximadamente 127.000 mil empleos equivalentes a tiempo completo en un año. No crecía tanto desde el segundo trimestre de 2008. Los sectores responsables del aumento son la industria, construcción y servicios, mientras que agricultura sigue destruyendo puestos de trabajo.

Por subsectores, es llamativo el acelerón del empleo en las actividades inmobiliarias y actividades profesionales.

Con estos datos de empleo y de PIB, se ve que la variación interanual de la productividad aparente por puesto de trabajo equivalente ha disminuido cuatro décimas, desde el 0,8% al 0,4%, mientras que el crecimiento de la productividad aparente por hora efectivamente trabajada ha aumentado en un punto y dos décimas, alcanzado una tasa del 1,6%.Deflactor del PIB. El INE también ha dado a conocer la cifra del deflactor del PIB, que indica la evolución de los precios de los bienes y servicios que produce la economía, y ha marcado una caída del 0,4%, dos décimas por encima a la registrada en el trimestre precedente (–0,6%). Suma dos trimestres seguidos en negativo.

Por último, la remuneración de los asalariados ha pasado del –0,3% al 1,6%. “Este resultado es consecuencia del aumento de un punto y cuatro décimas en la tasa de variación anual del número de asalariados (del –0,2% al 1,2%) y del incremento en cuatro décimas de la remuneración media por asalariado (del –0,1% al 0,3%)”, indica el INE.

De esta manera, el crecimiento del coste laboral por unidad de producto (CLU) se sitúa en el 0,0%, cuatro décimas por encima del deflactor implícito de la economía (–0,4%).

Además, el excedente de explotación bruto (beneficio empresarial) ha aumentado su caída del 0,3% al 0,4% y suma el tercer trimestre seguido en negativo.

Fuente: Expansion

No Comments

Leave Comment

Please enter a message.
Please enter your name.
Please enter a valid e-mail address.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies